Gestión Impagos

¿Por qué externalizar la gestión de cobros?

 
 

"Céntrate en tu trabajo que nosotros nos ocupamos de tus problemas con los impagos"

 

El Outsorcing o externalización de los servicios de gestión de impagados es una decisión clave para muchas empresas ya que supone una clara ventaja competitiva, esta decisión beneficia de forma clara tanto en resultados de gestión como en disminución de costes.

Externalizar la gestión a especialistas y profesionales del sector garantiza los mejores resultados, y además puede hacerse a un coste fijo.

Con el outsourcing de gestión de cobros, mejoras la productividad y la competitividad de tu empresa y sobretodo se logra un ahorro directo por la disminución del volumen de morosidad y una reducción del plazo de pago.

 
 

Las ventajas de contratarnos

 

Las empresas se benefician del outsourcing, es decir, de dejar en manos de profesionales la gestión de sus cobros por los siguientes motivos:

 
1) Su sociedad se libera de realizar inversiones en tecnología, equipos y programas informáticos específicos de gestión.

2) Se ahorra costes de personal especializado en el sector, por lo que puede utilizar el personal de su empresa para el desarrollo de su propia actividad habitual. Esto supone un gran ahorro de costes y optimización de recursos humanos

3) Ahorra en gastos de informes de solvencia y de localización de los deudores, informes pre-contenciosos y provisiones de fondos a letrados y procuradores.

4) La empresa obtiene mayor liquidez por incrementarse el flujo de caja gracias a las acciones de cobro continuadas.

5) Poder coactivo: El cliente moroso sufre un impacto de carácter psicológico al saber que el acreedor ha entregado su expediente de deuda a una empresa de recobros y que, por lo tanto, el asunto a pasado a manos de profesionales.

6) En el caso de tener personal que se dedique internamente a tareas de recuperaciones o recobro su empresa puede recolocar en otros departamentos a este personal con el consiguiente aumento de productividad.

7) El deudor se encuentra con la incomodidad de entenderse con una empresa de recobro de morosos y no con su proveedor habitual, al que puede presionar o despistar con varios métodos.

8) El deudor no puede engañar a la gestora de cobros con falsas incidencias de solvencia o presuntos litigios ya que la agencia de morosos dispone generalmente de toda esa información y podrá ser rebatida.

9) La empresa obtiene una mejora del clima interno al no tener que realizar una actividad que genera mucho estrés a los empleados y provoca el síndrome del burn out al personal encargado de la gestión de impagos con los clientes morosos.
 

Fuente: Centro de Estudios de Morosología.

 
 
 
 
 

GRUPO CMS



Servicios para Iberoamerica